Los trabajadores expuestos al amianto presentan un riesgo de cáncer de pulmón cinco veces mayor al de los no expuestos y en el momento actual, el conocimiento científico nos indica que por agregación de riesgos el tabaco es el tóxico que se asocia con un factor supraaditivo incrementado hasta por cincuenta el riesgo, propio de cada factor por separado, de desarrollar un cáncer broncopulmonar.
La combinación de tabaco y asbesto también crea un riesgo mucho mayor para el desarrollo de mesotelioma y otros tipos de cánceres.
Los cigarrillos tienen muchas sustancias químicas nocivas que dañan los pulmones y se pueden considerar una de las principales causas de cáncer broncopulmonar y otros.

Las personas que fuman y han estado expuestos al asbesto también tienen mayor probabilidad de padecer EPOC que las personas que no han estado expuestas al amianto