El periodo es muy variable y se relaciona con el nivel de exposición, de tal manera que frente a exposiciones altas los daños pueden aparecer a los pocos años hasta la aparición de cáncer después de 20-40 años desde el inicio de la exposición.